fbpx
Valoración de los visitantes
[Total: 0 Average: 0]

Seguramente ya llevas mucho tiempo en esto del marketing de contenidos, has implementado estrategias recomendadas en todo Internet, has puesto en marcha la producción de contenido exclusivo en tu blog, promocionas todo en las redes sociales, pero ¡Oh no! Aun así, no tienes los resultados que tanto esperabas.

No te preocupes, eso no significa que tengas que dejar todos tus esfuerzos de lado, seguramente solo se trata de ajustar algunas tuercas aquí y allá.

Verás que si logras solucionar algunos errores seguramente estarás recorriendo la mitad del camino que necesitas para lograr ser totalmente exitoso con tus campañas de contenidos, así que arriba ese ánimo. Encontrar y solucionar lo que está mal es más fácil de lo que piensas.

¿Cuál es el motivo?

Bien es cierto que para cada empresa o vendedor existen muchas alternativas y opciones al momento de aplicar las estrategias de contenido. De esta misma forma, también existen muchas razones por las cuales esas opciones no están funcionando o dejaron de funcionar.

Pero eso no quiere decir que todo lo que está sucediendo con tu estrategia sea por mala suerte, de hecho, también pueden existir varios motivos, técnicos y competitivos, que pueden estar complicandote del trabajo.

Por ejemplo, el marketing de contenidos es una estrategia muy popular, cualquier empresa que quiera mejorar sus ventas y promociones en Internet lo está aplicando justo ahora, eso incluye a tu competencia más directa y nuevos nichos de mercado que van surgiendo día a día, de hecho, solo en 2017 se compartieron más de tres millones de contenidos en Google… por segundo.

Es por esto que no es una sorpresa que tan solo el 54? los negocios consideran que sus campañas son “solo un poco efectivas”, pero esto no quiere decir que no tengas oportunidad de ser parte de un 29% que cosen y cantan con sus campañas 100% efectivas.

A continuación, podrás ver algunas razones más específicas que pueden estar interrumpiendo tu objetivo de conseguir excelentes resultados con tu marketing de contenidos.

No has marcado un rumbo específico

Se honesto, ¿antes de empezar a producir y promocionar algún contenido te has puesto un objetivo específico?

Y no, vender más no cuenta, tampoco cuenta que no tenga documentada ninguna de tus estrategias. Seguramente te ha costado sumergirte en los mejores resultados de tu marketing por no tener marcado un rumbo determinado, tenerlo todo en papel o en digital puede ser el primer paso para ello.

La consecuencia más directa de que no concibas un plan de acción es que no estarás llegando al público al que desea cautivar y también estarás produciendo contenido que simplemente no funcionará.

Esto también hará que todo tu equipo de marketing de promoción no entienda cuáles son los pasos a seguir, ya que aunque midan y analicen los resultados, no sabrán interpretarlos, simplemente porque desde el principio no saben qué es exactamente lo que buscan.

Este puede ser uno de los problemas más graves, ya que seguramente estarás produciendo muy buen contenido, pero que no funcionará debido a que no estás promocionándolo con las personas adecuadas, ni en el momento ideal.

Así que analízalo bien, ¿De verdad tus objetivos están bien planteados? ¿Tienes las herramientas que te ayudarán a cumplir esos objetivos? ¿Cuáles son los resultados reales que pretendes conseguir?

No inviertes lo suficiente

Muchos marketeros y empresarios están encantados de que el marketing de contenidos sea una de esas estrategias en la que no es necesariamente invertir ni una sola moneda.

Ya que muchos de los canales de promoción, como las redes sociales, son gratuitos, incluso algunas herramientas de creación de contenidos ni siquiera se deben descargar, tales como Canva, que puedes usarlo de forma online. Pero, alguna vez has escuchado la frase que dice “lo barato sale caro”, he aquí su máxima expresión.

Son muchas las formas en las que puedes mejorar los resultados de tu estrategia de contenidos con tan solo invertir un poco de dinero, muchas empresas de redacción de textos ofrecen paquetes muy ajustados a tu bolsillo y redactan publicaciones profesionales.

Ya que cuentan con un equipo de expertos en redacción, investigación y SEO, con esto podrás mejorar todos tus esfuerzos para conseguir publicaciones exitosas,aparte, una buena empresa de redacción sabrá exactamente lo que necesitas y lo que te ayudará a tener más visualizaciones.

Por otro lado, Internet es una fuente inagotable de recursos digitales, por lo que si inviertes el tiempo investigando y conociendo qué puede funcionar mejor para tus estrategias, seguramente encontrarás eso que te hace falta y sin tener que invertir mucho dinero, ya que igualmente no tienes por qué restringirte de invertir al menos un poco en campañas de anuncios pagos, que por cierto también están al alcance de empresas con bajo presupuesto.

El contenido no le interesa a tu audiencia

Bien, tal vez si tengas algo de capital invertido para crear contenidos alucinantes y aparte, tienes un plan muy bien detallado de lo que quieres lograr, pero al momento de lanzar tus campañas en Facebook, a penas puedes conseguir que un par de usuarios reaccionen e interactúen.

Esto no significa que tu contenido sea aburrido, pero tal vez lo sea frente a una audiencia errónea.

Ya que si estás trabajando tanto en tu estrategia de contenidos, seguramente lo que va mal es que no es interesante para el tipo de audiencia a la que te diriges, si te tomas un tiempo para conocer más a tu cliente ideal podrás diseñar propuestas más atractivas para las personas correctas.

Con esto, deberás conectarte con sus emociones, con su pasado, con lo que le causa dolor y felicidad, todo esto es tan importante como conocer su edad, género, nacionalidad o nivel de educación.

La promoción es insuficiente

Marketing de contenidos, se llama así porque tienes que ser capaz de dominar ambas partes para lograr lo que te propones, es decir, crear un contenido y una buena promoción, si haces un excelente contenido pero solo te enfocas en cubrir los canales convencionales de promoción, vas a tener un problema.

Tienes que hacer un esfuerzo por lograr que ambos lados de la balanza estén equilibrados, que se complementen entre sí y trabajen como un todo.

Son muchas las vías que puedes probar para difundir tus creaciones, no solo las redes sociales contienen comunidades de usuarios activos y dispuestos a leerte, también puedes probar con email marketing o foros de usuarios.

Aparte, también son canales más directos, por lo que puedes llegar a interactuar mejor con los interesados, al mismo tiempo que logras impresionarlos un poco, ya que la idea de que pruebes otras formas de difusión en la web es que también puedas posicionarte (o a tu marca) con una buena reputación como experto.

También podrías segmentar tus canales de difusión según los resultados que puedes visualizar en los análisis de tus campañas, ya que algunos medios pueden ser más efectivos que otros, por lo que puedes enfocar más tu tiempo en perfeccionar las estrategias con vías más específicas, aunque recuerda nunca dejar de lado tus opciones.

No está bien optimizado

A estas alturas ya debes saber que Google y otros motores de búsqueda son una de las razones de por qué tienes acceso a tantos usuarios orgánicos, pensar en que no estás teniendo la molestia de optimizar correctamente tus posts para hacerle la tarea más fácil a Google, es como para ponerse a llorar.

Sí es cierto, no es fácil prestar atención a los mil y un aspectos de SEO que debes incluir en tu sitio web o blog, pero si pones un poco de tu parte seguramente los buscadores te recompensarán.

Incluso para lograr tener éxito en algunos canales de difusión necesitas tener la ayuda de un buen posicionamiento y esto solo se logra aplicando algunas estrategias de SEO, aunque a veces puedas necesitar la ayuda de un especialista en el tema, también puedes perfeccionar algunos detalles por tu cuenta que seguramente harán una gran diferencia en tus contenidos.

No solo los textos deben estar bien optimizados, también los códigos, las etiquetas, las imágenes, todo debe funcionar como el mecanismo de un reloj, preciso y constante. ¿Pero por dónde puedes empezar? A continuación tendrás algunas ideas.

Paso a paso para transformar tu estrategia de contenidos

Ya que conoces lo que debe estar afectando a tu estrategia de contenidos no puedes perder más tiempo, échale un ojo a esta mágica fórmula paso a paso para que empieces a transformar tus métodos y posteriormente, cosechar los mejores resultados. ¡Adelante!

Establece objetivos

Como lo viste al principio de este post, uno de los peores errores que puedes cometer es no tener una lista de objetivos claros.

Pero también tienes que saber cuáles son los objetivos que verdaderamente valen la pena para tu negocio, recuerda que lo que quieres es ver resultados en promoción y ventas, por lo que la mayoría de esos objetivos deberían ser cuantificables.

De esta forma, podrás medir con mayor precisión la efectividad de tus esfuerzos, estos objetivos deben estar apoyados por otros más específicos.Para que no tengas que pasarte tardes enteras analizando cuáles deben ser tus objetivos, aquí tienes un ejemplo.

Tu objetivo cuantificable principal debe ser como algo así: “Lograr un total de 3.000 suscriptores nuevos en la campaña del nuevo producto”. Aunque también puedes reforzar otras áreas como la tasa de conversión, retención y fidelización de clientes, ventas de consumidores nuevos, etc.

Asimismo, las tareas o el apoyo que se desprenden de él pueden ser algo como esto:

  • Publicar 4 artículos de valor en el blog.
  • Crear anuncios de Facebook para promocionarlos.

Estos podrían ser de dos a tres tareas, trata de que no sean demasiadas, recuerda nunca quitar los ojos de la meta principal. Luego, deberías crear una lista detallada de todo lo que vas a necesitar para clasificar y optimizar los posts, que también puede servirte como guía durante todo el proceso de creación de la campaña. En esa lista puedes incluir:

  • Las palabras clave que utilizarás.
  • El tipo de contenido que vas a crear (posts, infografías, vídeos…)
  • Llamadas a la acción.

Saber qué quiere tu audiencia

A veces no es fácil saber qué es lo que quiere el público al que te diriges, tal vez poner en práctica algunas tendencias de marketing de contenidos te ayude un poco, pero si no sabes qué es lo que tus posibles clientes quieren leer o ver, es posible que nunca avances más de allí.

En ocasiones, tampoco es suficiente tener un perfil del consumidor, pero qué útil sería sí éste pudiera hablar y decirte todo lo que quieras saber, pero mientras esperas a que alguien invente algo así, lo más recomendado es que evalúes lo siguiente:

  • Los sitios web de tu competencia, los más populares del mercado.
  • Los expertos e influencers que hacen vida en el nicho al que te diriges.
  • Publicaciones más compartidas y populares.
  • Las reacciones del público ante las publicaciones.

¿Cómo vas a obtener toda esta información? Podrás utilizar muy buenas herramientas digitales que te ayudarán a reconocer datos importantes con solo rastrear una keyword.

El instrumento más famoso para estos casos es Google Trends, allí podrás buscar las palabras clave que asignaste para tu campaña y saber los temas relacionados, así conocerás los intereses de las personas que la usan en sus búsquedas, así como otros datos interesantes como los otros temas que son populares entre esa audiencia.

Asimismo, Google Keyword Planner también podrá ayudarte a conocer cuántas personas hacen la búsqueda de esa palabra y a través de qué dispositivo. Las redes sociales también  te pueden darte información sobre las tendencias y gustos de tu audiencia, para ello puedes observar grupos o páginas de Facebook relacionadas, así como buscar hashtags que tengan que ver con tus keywords para encontrar influencers y contenido más popular.

Las mismas redes sociales incluyen herramientas de análisis para que no tengas que hacer esto manualmente, toda una maravilla ¿No crees?

Ubicar dónde está tu audiencia

En el paso anterior viste cómo es tu audiencia y cuáles son sus intereses, ahora es tiempo de que sepas dónde están, bueno, esto ya lo sabes, están en los sitios web y redes sociales que estabas analizando.

Están allí en ese grupo de Facebook o en ese foro de usuarios, solo tienes que ver cuánta cantidad de usuarios están disponibles para ti y cuáles son las comunidades más propensas a ser parte de tus clientes.

Solo debes ver cuántas personas hay en los grupos, cuántas participan, reaccionan, comentan y comparten. También debes abrir tus opciones a todas las redes sociales que tienes a la mano, como Pinterest o LinkedIn, solo debes revisar las que están más relacionadas con tus objetivos. Por otro lado, también puedes utilizar Similar Web, un buscador que te permite buscar otras fuentes de tráfico para tus campañas.

En cualquier caso, el análisis que resulte de este paso debe responder a las siguientes preguntas:

  • ¿Cuáles son los recursos que necesitas? Para comunicarte con esos nichos de mercado y crear las publicaciones que les agradan.
  • ¿Cada cuánto tiempo debes crear y publicar contenido? Determina cuáles son los días y horas cuando los usuarios están más activos.
  • ¿Cuáles son los canales en donde debes participar? Evalúa la posibilidad de crear grupos o una página de empresa donde conectes mejor con la audiencia.

Publica de nuevo contenido antiguo

Una de las cosas más maravillosas del Internet, querido amigo, es que puedes reciclar contenido digital antiguo, más increíble aún, es que a Google le encanta posicionar posts con una “segunda vida”.

En este paso ya puedes ponerte manos a la obra y empezar a crear los posts que necesitas, solo que sería más rentable para ti usar los que ya has publicado en el pasado.

No se trata solo de ponerle una fecha actual a un post del 2010 o hacer una copia (cuidado con eso, recuerda el SEO), se trata de optimizar y actualizar esas publicaciones pasadas que pueden ser agradables para los usuarios en la actualidad.

Recuerda que mientras más nuevo el contenido, mejor, pero si te apoyas en un post viejo y lo actualizas con cosas nuevas, puedes tener acceso a ese tráfico que dejaste en el olvido y compartir la experiencia con una audiencia nueva.

Para saber cuáles son las publicaciones antiguas más aptas para publicar puedes usar los siguientes métodos.

  • Busca en Google Search Console información sobre tus impresiones, clics, CTR y posición de los contenidos en tu sitio web, selecciona los mejores.
  • Corrige los posibles errores de esas publicaciones, verifica cuáles aspectos tuvieron menor rendimiento y mejóralos, esto en caso de que las impresiones o CTR tengan una diferencia considerable entre tus opciones.
  • Optimízalos al máximo, recuerda que el SEO se actualiza con el paso de los años, añade lo que hace falta y quita lo que sobre.
  • Alarga el texto y añade nuevas secciones, así como más imágenes.
  • Incluye nuevos enlaces y call to actions más efectivos.

Promover el contenido

A estas alturas ya debes estar al tanto de cuáles son los canales más apropiados para lanzar tu estrategia de contenidos, unas publicaciones por aquí en Twitter, una imagen excelente por allá en Instagram, ¿Pero ya incluiste un poco de emailing? ¿No? Pues hay que ir allá.

Si piensas que el email marketing es solo enviar newsletters y tarjetas de cumpleaños no sabes de lo que te estás perdiendo, aquí tienes algunas ideas para que promuevas tu contenido por correo más efectivamente.

  • Construye una sólida base de datos y todo será pan comido, si puedes incluir allí todos tus clientes, socios y conocidos estarás empezando con buen pie. Los otros suscriptores puedes conseguirlos haciendo concursos en redes sociales y otras estrategias.
  • Haz pruebas A/B y determina cuál correo es el mejor para tu campaña de promoción, esto puede ayudarte a conseguir un aumento irremediable de las tasa de aperturas, clics y conversiones.
  • Segmenta a tu audiencia, si te enfocas en una sección de tus usuarios podrás ser más específico en tus envíos, esto te dará una buena ventaja para preparar a tus suscriptores para la compra, o proceder a la siguiente etapa del viaje del cliente.
  • Personaliza tus campañas de email, tus usuarios siempre buscarán tener cierta exclusividad en tu empresa (incluso si no están seguros de iniciar una relación con tu marca) y con un email personalizado se la vas a ofrecer.

Medir los resultados y ponte nuevos objetivos

Al llegar a este punto, ya tienes ganas de empezar a darte unas palmaditas en el hombro ¿Ah que sí?, ¿Y por qué no? Si has hecho todo como debes, en un periodo de tiempo no mayor a tres meses seguro empezarás a notar como tus resultados se disparan. Pero si prefieres no contar los pollitos antes de que salgan del huevo, lo que sigue es medir los resultados.

Las herramientas que puedes utilizar para esto dependerá de tus objetivos, por ejemplo, si lo que querías era conseguir más suscriptores, podrás encontrar la tasa dentro de tu herramienta de email marketing, si querías atraer más visitas puedes chequear tu cuenta de Google Analytics para ver cómo y desde donde están llegando tus visitas nuevas.

Con esto, es importante que recuerdes que tus objetivos deben ser simples, por ejemplo, si tratas de conseguir más conversiones y más ventas al mismo tiempo no podrás concentrarte en una sola cosa.

Entre todo lo que debes analizar de tus resultados puedes prestarle especial atención a lo siguiente, suponiendo que tu objetivo haya sido “conseguir 3.000 suscriptores nuevos”.

  • La cantidad de suscriptores que generó el contenido de la campaña (no la del todo el sitio ¿Ok?)
  • El número de backlinks que ayudaron a la promoción.
  • La cantidad de personas están hablando de tu marca en Internet, fuera de tu sitio web.

Por último, lo más importante al establecer nuevos objetivos para las próximas campañas de marketing de contenidos es cambiar de estrategias, ya que según la meta que te propongas necesitarás diferentes canales de difusión y distintos tipos de publicaciones.

Aparte, probar cosas nuevas debe ser un sí definitivo para tus campañas, ya que así podrás mantenerte a la vanguardia y en la delantera frente a tu competencia.

Share This