fbpx
Valoración de los visitantes
[Total: 0 Average: 0]

Una de las mejores prácticas cuando se trata de optimización web es comprimir imágenes, las razones de hacer esto son muchas, permite ofrecer una mejor estética en tu sitio y hasta reducen la velocidad de carga. Pero muy pocos saben cómo reducir tamaño imagen sin que ésta pierda calidad, pero no te preocupes, aquí encontrarás las mejores páginas web y programas gratuitos para comprimirlas en segundos.

Todos estos recursos están pensados para el usuario promedio, son intuitivos, por lo que no necesitarás hacer un proceso de aprendizaje de algún editor complicado. Con unos cuantos clics, ya tendrás tus fotos optimizadas y listas para tu estrategia digital, sigue leyendo y también conocerás la diferencia entre comprimir y dimensionar, así como la mejor forma de analizar tus recursos visuales ¡Vamos!

Razones de por qué reducir tamaño imagen

Antes de nombrarte cuáles son los mejores recursos disponibles para reducir peso imagen, queremos que estés al tanto de las razones más comunes de por qué ésta práctica es necesaria. Entre ellas encontrarás muchos beneficios para reconocimiento de tu negocio en Internet y otras ventajas que incrementarán tus ventas.

La carga es más veloz

Una de las mejores técnicas para optimizar un sitio web es aumentar la velocidad de carga, en primera instancia, los expertos siempre buscan reducir el peso de las fotos. Esto es porque mientras más grandes y pesadas sean, más lenta es la carga final. Normalmente, los elementos visuales son los primeros en cargarse al momento de abrir un sitio, si esto tarda más de lo necesario puedes perder algunos visitantes.

Bien puedes minimizar otros archivos, pero si no lo haces con las imágenes no servirá de mucho, ya que los archivos más pequeños cargarán posteriormente. Al comprimir imagen estarás reduciendo todo ese proceso y optimizarás mejor tu página. Otras ventajas para aumentar la velocidad de carga son las siguientes.

  • Los algoritmos de búsqueda te indexan más rápido.
  • También serás más propenso a un mejor posicionamiento web.
  • Potencia tu estrategia, mientras más rápido el usuario pueda navegar, más rápido puedes vender.
  • Evita la sobrecarga de tu servidor.
  • Reduce la cantidad de caché almacenado navegadores, lo que beneficia al usuario.

Optimiza la experiencia del usuario

Sabemos que la ventaja más directa de comprimir y reducir las dimensiones de tus fotos es aumentar la velocidad de carga, una de las consecuencias positivas de esto es que puedes optimizar la experiencia de navegación del usuario. Como nombramos en las ventajas, mientras más rápido cargue tu página web, más rápido puedes vender, porque los usuarios empezarán a navegar al instante.

Este aspecto es importante porque según algunos expertos en posicionamiento web, más del 50% de los usuarios Internet abandonan una página si tarda más de 3 segundos en cargar. Seguramente hasta tú mismo has sido testigo de esta situación, si la carga tarda demasiado los usuarios proceden a cerrar la pestaña y abrir otra opción en buscadores.

Cuando esto sucede, tu tasa de rebote va en aumento, lo que significa que estarías perdiendo muchas posibilidades de venta. Aparte, recuerda que los internautas son muy visuales, esto significa que si no ven imágenes en el primer vistazo, es posible que reduzcan su tiempo de navegación al máximo, por lo que no podrán disfrutar de la estrategia visual que tiene preparada.

Favorece el posicionamiento

Desde hace ya algunos años, los algoritmos de buscadores han concentrado todos sus esfuerzos en posicionar los sitios web que garantizan una buena velocidad de carga, así como una mejor experiencia de navegación para sus usuarios, podemos decir que se trata de uno de los principales requisitos para conseguir los primeros lugares en los resultados de búsqueda.

Según la metodología SEO, existen muchas técnicas para mejorar esos aspectos, bien sea cambiando de servidor, evitando los sistemas de gestión de contenidos demasiado pesados, entre otras formas. Aparte de aumentar la velocidad, también puedes favorecer el posicionamiento en búsqueda de imágenes. Aquí te dejamos otras formas para favorecer el posicionamiento con tus fotos.

  • Siempre añade un texto alternativo, utilizando las palabras claves de la página, así tendrás más posibilidades de ser posicionado.
  • Utiliza un formato apropiado, aunque existen muchos en Internet, los mejores para páginas web son JPEG y PNG.
  • Incluye etiqueta de código HTML, de forma que se muestre la imagen cuando alguien comparta tu página.
  • También puedes enlazar las fotos a una sección relacionada o incluso a un área de descarga.

Alojas menos contenido en hosting

Otra de las razones de gran importancia para redimensionar tus fotos es para alojar menos contenidos en tu hosting. El servicio de almacenamiento web que tienes contratado tiene cierto límite, si no lo aprovechas de la mejor forma, entonces tendrás que hacer un nuevo contrato para aumentar tu capacidad de almacenamiento. Es un proceso similar a ampliar o restaurar una casa, te costará tiempo y dinero.

Cuando comprimes las imágenes ahorrarás más espacio y en consecuencia ahorrarás dinero en tu hosting, porque mientras menos contenido o espacio ocupes, podrás aprovechar mejor lo que pagaste al principio. Otras ventajas de alojar menos contenido en hosting son las siguientes.

  • Tienes más espacio para guardar bases de datos e información valiosa de tus clientes.
  • Ya no tienes que preocuparte por limitar la cantidad de envíos de email.
  • Tu hosting puede hacerte propuestas de contratación más convenientes.
  • Cuentas con la posibilidad de contratar un plan de menor coste, ya que no necesitarás tanto espacio.
  • Puedes crear copias de seguridad sin límites.

Mejores recursos para reducir el tamaño y peso de las imágenes

Ahora bien, vayamos a por lo que estás aquí, las mejores herramientas y programas para reducir el peso y tamaño de tus imágenes. En este apartado te mostraremos solo las que tienen que ver con comprimir las imágenes, en este sentido, vas a minimizar tanto el peso como las dimensiones de las mismas. Más adelante verás cuáles son las mejores opciones para redimensionar solamente, pero por ahora, échale un vistazo a estos recursos.

Tiny PNG (La del panda)

Es el más popular de todos, también la escucharás por allí como “la del panda”, ya que la herramienta tiene el logotipo de un panda y pues, eliminará todo ese espacio extra tal y como si el panda estuviera devorando bambú. Es muy fácil de utilizar, solo tienes que arrastrar tus archivos hasta el recuadro en la página y luego hacer clic en comprimir.

Al momento de cargar las fotos, debes tener en cuenta que solo estará disponible para 20 archivos o fotos de al menos 5 MB cada uno. Si pesan un poco más, entonces deberás cargar menos imágenes. Lo mejor de esta página es que realiza la compresión de forma inteligente, sin dejar la calidad visual de lado y garantizando un balance perfecto. Aquí te dejamos otras características sobre la página.

  • Solo permite imágenes en formato PNG y JPEG.
  • Puedes arrastrar los archivos o abrir una carpeta directamente desde la herramienta.
  • Las fotos ya comprimidas serán descargadas en un archivo ZIP.
  • Es completamente gratuita y online.
  • Optimiza las imágenes en solo segundos y de forma inteligente.

Compress JPEG

Es una opción muy similar a la anterior, no solo porque también utiliza un animal para su logotipo (esta vez se trata de un elefante y su eslogan dice mucho “con la fuerza de un elefante”), sino también porque te permite comprimir hasta el 20 fotos de una sola partida, de esta forma, no es necesario que vuelvas a cargar la página para iniciar de nuevo.

Igualmente, solo admite fotos en formato JPEG y PNG, aunque también cuenta con una particularidad de formato donde puedes minimizar tus archivos en PDF, lo que te permite ahorrar espacio en tu PC, puedes hacerlo con manuales, guías y cualquier otro documento que cuente con estos formatos.

Asimismo, aquí también tienes la opción de descargar el resultado final como archivo individual o en un paquete tipo ZIP, lo que te permitirá tener un mayor control al momento de almacenar. Es muy fácil de utilizar, es intuitivo y completarás todo el proceso en solo dos pasos.

Optimizilla

Por otro lado, esta opción también puede ser muy conveniente para optimizar tus imágenes, en caso de que quieras probar algo nuevo pero con funciones tradicionales, Optimizilla sigue el mismo formato de compresión de imágenes de 20 fotos al mismo tiempo, de la misma forma, también puedes descargarlas en un paquete comprimido, el resultado son fotos en PNG y JPEG de muy alta calidad.

A diferencia de las dos opciones anteriores, ésta en especial te permite personalizar los grados de compresión. De forma que tengas un control total de cuánto quieres que pese cada foto, aparte, cuenta con la posibilidad de observar un resultado previo, así sabrás cuál debe ser el tamaño correcto. Otras ventajas de utilizar este programa online son las siguientes.

  • Puedes controlar la calidad de los archivos a tu preferencia.
  • Incluye un botón para borrar los archivos que hayas seleccionado por error.
  • Puede seleccionar diferentes idiomas para visualizar la herramienta.
  • Cuenta con diferentes funcionalidades multi-gestuales para comparar las imágenes.
  • Es muy fácil de utilizar y es completamente gratis.

Smush it

Esta es una de las mejores herramientas se utiliza sorpresa para gestionar tu sitio web, consiste en un plugin que puedes conseguir de forma gratuita en el repositorio del gestor. Con solo instalarlo y activarlo podrás optimizar tus imágenes en segundos, de forma que no sea necesario acceder a herramientas externas como las anteriores.

Puedes utilizar una opción para comprimir todas tus imágenes de una sola vez, sin perder la calidad visual y mejorando la velocidad de carga de tu página. Pero eso no es todo, este recurso También comprimirá tus fotos de forma automática, cada vez que las subas, por lo que no tendrás que preocuparte de hacer todo el proceso antes de publicar tus contenidos.

También cuenta con otras funciones importantes, como eliminar los colores no utilizados en las imágenes y optimizar la información que se encuentra en el metadata. También cuenta con una versión Premium en la que puedes acceder a otras funcionalidades más avanzadas.

Compressor.io

Por último, para reducir el peso de tus fotos, tienes la opción de Compressor.io, se trata de una opción un poco más profesional y podrás controlar la calidad, el peso y las dimensiones de tus fotos de forma muy detallada. Asimismo, se trata de un recurso gratuito, pero cuenta con muchas diferencias con respecto a las anteriores, como las siguientes.

  • No puedes optimizar varias imágenes a la vez.
  • Tienes la opción de elegir entre dos métodos, Loseless sin pérdida de calidad y Lossy, con la mínima pérdida de calidad.
  • Cuenta con un sistema de comparación para visualizar un antes y un después.
  • Puede realizar la descarga directamente en Dropbox o Google Drive.
  • Con el método de compresión Lossy tienes la posibilidad de elegir entre diferentes formatos, no solo JPEG o PNG, también en formato GIF o SVG.
  • Es capaz de suprimir las fotos desde un 70% hasta un 90%, es muy avanzada.

Mejores programas para redimensionar y editar tus fotos

Ahora que ya te mostramos toda una lista de herramientas y programas online para comprimir tus imágenes, es momento de visualizar cuáles son las mejores opciones para redimensionar y editar tus fotos. En este caso, no estás buscando reducir el peso directamente, sino más bien cambiar su tamaño, lo que en consecuencia también reducirá su peso, ¿Entiendes lo que queremos decir? Con esta opción podrás observar el cambio más fielmente. Estas son las mejores alternativas para hacerlo.

Canva

Es el principal editor y creador de imágenes, puedes utilizarlos de forma gratuita y crear diferentes proyectos para compartir en tu sitio web o redes sociales. Es completamente gratuito y cuenta con un editor de fotos muy profesional. Solo tienes que utilizar una plantilla, subir la foto que quieres redimensionar y cambiarla en el editor.

En esta sección tienes la opción de recortar y reajustar, lo que te permitirá realizar todos esos cambios que quieres, pero también te permite girar, voltear, ajustar el brillo y la opacidad, así como aplicar filtros, textos, iconos, ilustraciones y más.

En esta herramienta puedes subir directamente la fotografía que quieres cambiar, pero solo podrás hacerlo una por una, incluso puedes utilizar una imagen de prueba dentro del editor para visualizar cómo sería tu foto original. Incluso si no tienes una foto para añadir a tu contenido desde aquí puedes comprarla accediendo a la versión Premium.

Photoshop

Éste programa es uno de los más avanzados en cuanto a edición, tiene múltiples funcionalidades y es más apropiado para finalidades profesionales, pero eso no quiere decir que no puedas utilizarlo para optimizar tus fotos. De hecho, te da muchas opciones de control y personalización para reajustar el tamaño según tus preferencias.

Lo negativo de esta opción es que no es gratuita, deberás comprar un paquete de Adobe para utilizarlo. Te recomendamos que lo compres solo si tienes pensado emplearlo para editar tus fotos frecuentemente, así harás valer tu inversión. Pero, si ya lo tienes a la mano, aquí te dejamos una lista de pasos para redimensionar fácilmente.

  • Abre el programa y selecciona Crear nuevo.
  • Elige un tamaño de papel apropiado que no sea menor al tamaño de tu foto.
  • También puedes dejar el panel en blanco y arrastrar el archivo a editar hasta el panel.
  • Realiza los cambios en la opción Dimensiones en la pestaña Imagen.
  • También puedes hacerlo en la sección Guardar, selecciona Guardar para Web.
  • Desde allí, puedes hacer los cambios que quieras, dimensiones, peso, colores y formato final.
  • Haz clic en Guardar y listo.

Pixlr

De entre las dos anteriores, éste puede ser el más fácil de utilizar, sin embargo, sigue siendo un editor muy completo. Puede ayudarte a hacer los cambios que necesitas de forma fácil y gratis. La interfaz es muy similar a Photoshop, pero te da la oportunidad de recortar, rotar, añadir filtros y alterar las dimensiones de una imagen de forma tan sencilla como en Canva.

Podríamos decir que se trata de una versión gratuita y accesible de Photoshop, ya que también cuenta con otra opciones de guardado, con la posibilidad de elegir colores y formatos. Otra de las ventajas de utilizar éste programa son las siguientes.

  • Es más fácil de utilizar que Photoshop, no necesitas un tutorial para aprender a utilizarlo.
  • No es necesario utilizarla con conexión a Internet, puedes hacer las ediciones que quieras desde tu PC.
  • Puedes descargar las fotos en tu ordenador o guardarlas en la nube.
  • No es necesario crear una cuenta o un registro para empezar a utilizarla.

Picmonkey

Esta alternativa cuenta con una interfaz más amigable, por lo que te lo recomendamos si quieres redimensionar tus fotos con la misma calidad que las opciones anteriores, pero sin demasiados pasos o técnicas complicadas. Su función principal es crear collages de fotos, si alguna vez has utilizado este tipo de apps en tu móvil para crear recuerdos de tus vacaciones, entonces ya sabes utilizar Picmonkey.

A diferencia de las demás opciones, tiene un botón donde puedes hacer clic una vez y ajustar toda la imagen automáticamente, pero, siempre puedes optar por la opción de personalizar todas las dimensiones y detalles.

Asimismo, es un recurso totalmente online, por lo que no tienes que pasar por un complicado proceso de descarga. Solo abres la página, abres una nueva foto y te pones a editar. Luego, tienes la alternativa de guardarla en tu cuenta, exportarla o descargarla, así como compartirla en diferentes canales, redes sociales, Messenger, etc.

Be Funky

Por último, te recomendamos Be Funky, si Picmonkey es fácil, ésta es pan comido. Es la más fácil de utilizar de todas y también es divertida, ya que te permite editar fotografías al máximo, la característica más resaltante sobre esta herramienta es que cuenta con una gran cantidad de filtros y efectos que puedes aplicar de forma automática.

Por ejemplo, cuenta con un blanqueador dental para blanquear la dentadura los retratos, iluminación y efectos de poros,  entre otros que puedes coger desde la galería. También se trata de un recurso que puedes utilizar directamente desde Internet y acceder a una gran cantidad de funcionalidades,  no solo recortar y redimensionar, sino también añadir stickers, textos, fondos, entre otros.

Igualmente, tiene la ventaja de que puedes descargar las imágenes en diferentes formatos o compartirlas directamente a través de tus redes sociales. Es una buena opción para cambiar el tamaño de tus fotos y optimizar tu sitio web sin complicaciones.

Aprende cómo analizar las imágenes de tu página web

Ya te comentamos una gran cantidad de herramientas que puedes emplear para comprimir y ajustar tus imágenes, pero ¿Cómo saber si las fotos en tu sitio web requieren este tipo de optimización? Bueno, para esto puedes acceder a un análisis detallado, consiste en evaluar si realmente las fotos son las causantes de la lentitud en la velocidad de carga de tu sitio.

Para esto, te recomendamos utilizar una herramienta llamada GTMetrix, con ella puedes acceder a una gran cantidad de métricas y estadísticas sobre tu sitio web, pero también puedes observar cuáles son los resultados en cuanto a la velocidad de página. Solo tienes que ingresar tu dominio en la barra de búsqueda, inmediatamente verás un informe sobre la velocidad de página.

En la parte superior notarás el promedio de la velocidad, el tiempo exacto en el que cargó todo el sitio, así como el peso total de la página. En la parte inferior, verás todos los archivos de gran tamaño que pueden ser comprimidos, allí observarás cuáles son esas imágenes que puedes reajustar.

Asimismo, esta herramienta también te indica cuánto espacio y cantidad de tiempo puedes ahorrarte en la velocidad de página.

¿Comprimir o redimensionar las imágenes?

Cuando hablamos sobre comprimir, nos referimos a reducir el peso de los archivos, lo que puede ser una alternativa útil cuando necesitas optimizar tu sitio de una vez por todas. Pero al redimensionar, nos referimos a limitar los píxeles de las fotos, es decir, cambiar el tamaño. Esto es importante cuando las dimensiones superan los 1000 px, según las normas de optimización SEO.

Así que básicamente, comprimir y redimensionar son lo mismo, solo que al redimensionar te estarás basando en los píxeles y no en el peso de las imágenes, por lo que tendrás más control de cómo se verá la foto.

Realizar estos cambios es indispensable cuando tienes un negocio en Internet, ya que si utilizas las mejores páginas web y programas para reducir el tamaño y peso de las imágenes, y aumentas la velocidad de carga, es más probable que atraigas una mayor cantidad de tráfico. Así los buscadores te posicionarán mejor.

Share This